Descentralizar la gestión de aguas residuales garantiza la economía circular

Un enfoque descentralizado de la gestión de las aguas residuales es «el único que garantiza la economía circular en los municipios pequeños», ha asegurado hoy el catedrático de economía aplicada de la Universidad de Valencia Francesc Hernández.

Hernández, que ha participado este martes en un foro organizado por la Agencia Efe y orientado a explicar la tecnología del proyecto europeo Life Renaturwat, ha defendido la «doble circularidad» de esta iniciativa, ya que por un lado permite reutilizar el agua en el propio municipio y por otro lado emplea residuos de plantas potabilizadoras «que de otra forma irían a vertedero o a usos inadecuados».

Además, la Universidad de Valencia está trabajando en «un concepto utilizado recientemente en la COP27: el coste de no actuar, qué pasaría si no apostamos por esta economía circular» y su análisis apunta a que «ciertamente las consecuencias no serían neutrales».

El coordinador del proyecto y profesor en la Universidad Politécnica de Valencia, Miguel Martín, ha indicado en el mismo foro que la gestión descentralizada de las aguas residuales tiene ventajas, como su empleo en usos ambientales locales o la reducción de costes, ya que «a la hora de reutilizar las aguas es mucho más sencillo hacerlo donde se depura, no llevarlas a una depuradora centralizada y luego volver a bombearlas al municipio».

«El objetivo de nuestro proyecto es mejorar esas aguas alcanzando un estándar de calidad similar al de las depuradoras de las grandes ciudades», ha subrayado.

Nueva directiva en ciernes

El subdirector de planificación e infraestructuras hidráulicas de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Natural de la Generalitat de Valencia, José Vicente Benadero, es otro de los expertos que han participado en este encuentro en el que ha destacado la próxima modificación de la directiva de tratamiento de aguas que sustituirá a la actual, que data de 1991.

«Ha sido una directiva muy eficaz porque los principales problemas de saneamiento y depuración están resueltos», pero la nueva «será mucho más exigente» afrontando otros problemas como la lucha contra los microplásticos y los contaminantes emergentes -restos de medicamentos o cosméticos- y el exceso de nutrientes.

Los nuevos sistemas requerirán además «la neutralidad energética» y obligarán a «la recirculación y reutilización del agua», además de hacer obligatorios los llamados depósitos de tormenta para recoger lluvias y llevarlas a planta de tratamiento.

En ese sentido, disponer de sistemas como los humedales artificiales con los que trabaja Renaturwat será «importante, como barrera o cinturón de protección a zonas más valiosas como los ríos o la Albufera de Valencia», ha indicado Benadero.

Biodiversidad y replicabilidad

Amanda del Río, directora adjunta de la Fundación Global Nature, ha insistido en la necesidad de constituir estos humedales porque se necesita la naturaleza «para hacer frente al cambio climático y también desde el punto de vista económico, como en el ahorro energético o la conversión de un residuo en recurso».

Además, ha recalcado la importancia de su replicabilidad, puesto que Renaturwat está siendo estudiado en Colombia, dentro de los planes de este país para investigar modelos que le permitan disponer de más agua y de mejor calidad.

En el foro también ha participado Marta Mañá, jefa del área de calidad de aguas de la Confederación Hidrográfica del Júcar, quien ha recordado que un tratamiento adecuado incluye «tres condiciones: cumplir las normativas nacional y europea, que no cause deterioro ecológico en las aguas receptoras y que no comprometa la calidad de esas aguas para otros usos como el baño, el riego o incluso el agua de boca».

La directora de aguas residuales de Global Omnium Gloria Fayos ha destacado que depurar a nivel local «es un valor añadido para utilizar in situ un recurso escaso y valioso, por ejemplo en labores agrícolas, mientras que el jefe de sección de agua y residuos sólidos urbanos de la Diputación de Valencia, Juan José Mayans, ha apuntado que «cada caso ha de ser estudiado de manera particular» pero «las instalaciones que aplican procesos extensivos reducen a la mitad el coste de gestión en euros por metro cúbico».

El foro ha sido moderado por el periodista ambiental Pedro Pablo G. May.

 

 

LIFE19 ENV/ES/000197 – RENATURWAT

 

El proyecto “Integración de economía circular y biodiversidad en tratamientos de agua sostenibles mediante humedales artificiales” (LIFE19 RENATURWAT) está cofinanciado por la UE en el marco de la iniciativa Life.

Life Renaturwat es un proyecto de transferencia de conocimiento se desarrolla en el ámbito de España y Portugal. Coordinado por la Universidad Politécnica de Valencia, cuenta con la participación de la Fundación Global Nature, Grupo de Economía del Agua de la Universidad de Valencia, el Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente, Emivasa, Global Omnium, Aguas de Portugal y la Agencia EFE.